Abonado de los céspedes en otoño o final de temporada.

Tratamiento más ignorado y con más beneficio!!!

La aplicación con alto contenido de nitrógeno una vez la planta ha detenido el crecimiento asegura la retención del color durante los meses de invierno y al inicio de la primavera. En un programa completo de mantenimiento del césped, la fertilización de finales de otoño ayuda a asegurar que las semillas recién establecidas desde el otoño anterior tengan un buen enraizamiento, reduciendo la probabilidad de enfermedades i quemadas invernales.

 

Principales beneficios de la fertilización otoñal:

· disminución de la pérdida de color durante el invierno,

· el césped reverdece más pronto en primavera,

· aumenta la densidad de la planta,

· mejora el crecimiento de las raíces desde finales de otoño hasta la primavera, y

· incrementa las reservas de energía necesarias para el crecimiento de primavera.

 

Este tratamiento nos aporta la mayor parte del nitrógeno necesario de octubre a diciembre cuando el césped aún tiene su color de verano. Este tratamiento no se ha de confundir con el tratamiento de invierno o en estado de latencia de la planta cuando el césped ha perdido gran parte de su color y ha dejado de crecer. Para unos mejores resultados se ha de evitar el fomentar un crecimiento excesivo de las hojas con aplicaciones muy tempranas ya que puede disminuir la tolerancia al frio y aumentar la sensibilidad a enfermedades de invierno y primavera. Por las mismas razones esta se ha de retrasar un tiempo prudencial en caso que se experimenten o haya pronóstico de temperaturas atípicamente altas para la estación.

 

Os ofrecemos 5 productos para el abonado de otoño:

· Orgánico Ever 7 (7-4-7+2) a 40 g/m2

· Orgánico-Mineral Marathon Sport (16-4-8+2+0,5) a 30 g/m2

· Convencional Greenplus (20-7-10) a 25 g/m2

· Nitrógeno Lento Greenplus Mini (17-5-15+2) a 35 g/m2

· Nitrógeno Lento Greenplus Mini (20-5-9+3) a 35 g/m2

Dejar una opinión